El dinero corriente es un acuerdo social o una imposición de gobierno que surgió como innovación ingeniosa para resolver los problemas prácticos del trueque. Sin embargo, sus funciones como medio de pago y unidad de cuenta para cumplir dicho papel quedaron sometidas a una escasez impulsada para mantener su valor como mecanismo de reserva y a una especulación que lo convirtió en un mecanismo de manipulación y control, dejando de circular como debiera.

Producir lo que se necesita y consumir lo que se produce es una declaración ecológica, ética y sostenible que es posible si adoptamos medios de pago local.

Red Siclos es una solución para que quienes integran una comunidad o territorio hagan entre sí más transacciones de todo tipo que las que podrían hacer dependiendo sólo del dinero corriente o del trueque, a través de un sistema de intercambio o de pagos que utiliza una forma de dinero diferente al dinero corriente de manera combinada con éste.

 

Abrir chat